Regalo de cumpleaños pekinés #5

Primero sucedió que mamá ylek se compró un tapón de bañera simpático; con pescadito flotador.


Lo malo es que a la perra le gustó el pescadito...


Y así fue como sucedió lo del regalo de cumpeaños pekinés.

Comentarios

Pancho dijo…
¡Mamá Ylek es una diosa, entonces!
Yuyu, ¿por qué saliste tan tiesa en la foto? Tenés los ojos como piedras, che. Ojo con los ojos que se saltan de nada, eh, no los fuerces mucho, te lo digo por, ejem, experiencia propia...¿estabas defendiendo tu pescadito?
Frodo dijo…
Ey! Está bien eso de quitarles las cosas a los humanos! Desde luego sí que vives bien, ah? Saludos Yuyu!